viernes, 4 de junio de 2010

Mi vecino es un gigante?

Pensaba hablaros hoy de las primeras clases de natación, pero sólo pensarlo me agoto, así que lo único que voy a decir es que admiro a los padres/madres abnegados que 'sufren' la natación durante todo el invierno, ole, ole y ole.
Mi entrada de hoy está dedicada a mi vecino, el gigante.
No lo he visto nunca pero vive en la casa de enfrente, en otra escalera pero en mi mismo edificio, debe ser que no cabe en el ascensor, o que hace vida nocturna, el caso es que nunca me he cruzado con él, y os aseguro que le hubiera visto.
Quizá algún día me arme de valor y me acerque a su casa a por un poco de sal, pero de momento me da miedo, he preferido no contarles a mis hijos lo que he descubierto, me arriesgo a que no duerman durante noches.
Como pista os pongo una foto de su abrigo?, chaqueta? bata? no se muy bien como calificarlo.
Buen fin de semana.
Pd. hay gente pa'to

5 comentarios:

El Abuelico dijo...

Puedes seguir utilizándolo como recurso para aterrorizar a tus hijos como el "coco" de antaño, pero creo que se trata de un invento(?) denominado "manta con brazos", aunque si a ti te parece la chaqueta del Gulliver adelante. Por cierto van a estrenar una nueva versión .

Mª Eugenia Villar (Mayda) dijo...

Ja, ja... ¡Pero qué es eso! ¿Es un manta con brazos, de verdad?. La foto es genial.

Miguel dijo...

Jajaja!!! Nosotros tenemos una de esas mantas, está genial!! Si quieres algún día me disfrazo con la manta y hago de coco...

Sofía dijo...

Como tu vecino el gigante se haya hecho seguidor de tu blog...lo vas a flipar!!! jajaja qué pasa? que lo pone a tender muy a menudo??

Idoia dijo...

el ser la creadore de este blog te obliga firmemente a ir a pedir sal y volver al ordenador a relatarnos la experiencia, no crees?