martes, 25 de mayo de 2010

Aprender a nadar

He sucumbido y le he apuntado a Irene a clases de natación y lo he hecho a pesar de que estaba en contra, al fin y al cabo yo aprendí a nadar sola, bueno supongo que con ayuda de mis padres, y me resistía porque me parece que en esta sociedad nos estamos pasando un poco en actividades, perfeccionamientos y protección a los niños, por ejemplo yo crecí jugando en parques que no tenían suelo acolchado y que incluso tenía óxido en los columpios y de verdad que me considero una persona normal bueno voy a ser sincera sobretodo me resistía porque me da una pereza terrible, solo el pensar en la logística de la piscina me agoto así me lo imagino yo:
-Yo tengo que estar siempre perfectamente depilada para meterme en la piscina (necesitaré un traje de baño mono además)
-prepara bolsa para la piscina, dos toallas, bañadores y gorros ( digo yo que harán falta no?)
-Carga niños en el coche
-Aparca en la zona de la piscina de turno, baja niños del coche, pon trajes de baño, intenta ponerte el tuyo mientras alguno se escapa
-Pon gorros, con lo difícil que es
-Al agua, aunque no te apetezca
-Sal del agua, seca a uno, a otro y a tu misma, guarda todo lo mojado en la bolsa, intenta que no se mojen la ropa ya seca
-Seca pelos (esto sólo si no es necesario gorro)
-Carga niños en el coche
-Descárgalos en casa (suerte si alguno no se ha dormido)
-Duchas, cenas y a dormir.
-Y a lavar y colgar todo lo mojado de la piscina
Estoy agotada sólo de pensarlo y admiro a las madres que lo hacen durante todo el año.
Como os decía al principio he sucumbido, pero por necesidad, no me veo capaz de estar en la piscina este año vigilando a los dos, Ignacio no para y a Irene le encanta el agua, además cree que sabe nadar así que por lo menos me gustaría que aprendiera a flotar para tener unos segundos de reacción en caso de que se tire.
Empezamos la semana que viene, y de verdad que os contaré si es tal y como me lo imagino o peor, menos mal que mi madre se ha ofrecido a ocuparse de Ignacio (que haría sin ti mamá).

6 comentarios:

Anónimo dijo...

yo tambien me estoy agotando de leerlo.La verdad en tiempos anteriores no se daba clase de natacion, pero ahora es que duermen mucho mejor los niños
En otro tiempos el que no dormia se le daba psicosoma, pero bueno es mas sano el cloro de la piscina
Por supuesto que la abuelita estara con Ignacio

"El Abuelico" dijo...

No me queda claro si la ayuda de tu madre consiste en quedarse con Ignacio fuera de la piscina o ella también tendrá que estar perfectamente depilada y con traje de baño para supervisar el baño del pelirrojo

Marisol dijo...

La ayuda de mi madre (y padre por supuesto) es quedarse en casa o en el parque con el niño, de momento me resisto a llevarle a natación.

beltraneja mutabe dijo...

Estoy agotado........

Mamá Pata dijo...

Yo sólo estoy deseando que les den las vacaciones a los niños, estoy harta de ir 4 veces al cole, luego actividades, luego baños, luego cuentos...
En vacaciones no se hace NADA.
Un besote.
Ana.

Anónimo dijo...

El truco de madre que ahorra tiempo con las nataciones es llevártela a casa ya duchada al salir de nadar (en las duchas de la piscina) y, si puede ser, con el pijama puesto.
Yo lo hice así con Guillermo que empezó a nadar con 9 meses y con Marina que empezó a nadar también con 7 meses. Y desde entonces, toooodos los años seguimos yendo a clase de natación. Pero a partir de los 3 años, la cosa mejora porque la madre NO se tiene que meter con el nene al agua, se metes solos.
Y, de verdad, que yo lo considero de primera necesidad. La tranquilidad de saber que con 3 años tus hijos saben nadar no tiene precio (en verano, claro). Y que eso no quita que estés todo el día como los vigilantes de la playa claro.