lunes, 17 de mayo de 2010

Los domingueros

Un día que hizo bueno (quizá alguna otra vez ocurrirá) convencí a mi marido de que lo mejor era que nos fuéramos de excursión los 4 al monte, al campo o algún sitio diferente para estar en 'plena naturaleza'. Dijo que sí, así que yo me fuí a internet a buscar 'excursiones con niños', os podéis hacer una idea de lo 'montañeros que somos'.
Primer problema, no tenemos ropa de excursionistas,( nuestra ropa es para salir a pasear )y mucho menos zapatos adecuados, así que tuve que improvisar conjuntos para los niños. Con la ropa de la guarde iban bastante adecuados, incluso Irene tenía unas botas Timberland que me habían regalado que le iban de maravilla, los demás zapatillas de deporte, que lo mismo valen para jugar a paddle, que cuando nieva que cuando vamos de excursión.
Llegó el día y empezamos a preparar todo, que si puré para el pequeño, agua para todos, yogures, pero si no tengo mochila, nunca me ha hecho falta así que decido meterlo todo en la cesta de la buga boo, porque como no tenemos portabebes la tenemos que llevar.
Y por fin llegamos, 1 de la tarde, hora en la que todos los excursionistas están volviendo porque no se como lo hacen pero a las 9 de la mañana ya están en marcha.
El sitio en cuestión está bastante organizado y hay un centro de atención en el que te informan de las rutas a seguir,y yo me acerco y pregunto y me miran, creo que con compasión, y me indican la más sencilla de las rutas, que bordea un río y 'que solo se tarda media hora'.
Así que antes de empezar nos sentamos en el bar a organizarnos, como ya son las 13.30 tenemos hambre así que tomamos el aperitivo, menos mal porque se me habían olvidado los bocadillos, bueno realmente no pensé que nos hicieran falta, en mi habitat siempre encuentro dónde comer.
Y después, pues ya que estamos habrá que andar no? (nos da una pereza) y arrancamos, los dos niños en sus sillas y paseamos, y al final del camino, agotados de empujar las sillas por las pistas nos volvemos, Irene decide pasear pero me mira y me dice:
-'Mamá me estoy manchando muchísimo las botas'
Y le miro y me doy cuenta de que es la 7ª generación urbana de mi familia, quizá la 10ª por parte de padre.
Así que los domingos nos veréis tomado el aperitivo pero en el centro de la ciudad

6 comentarios:

"El Abuelico" dijo...

¿por qué crees que hay tantas familias con niños tomando el aperitivo en la ciudad los domingos?

Además, en la anécdota que cuentas tuvisteis la suerte que no hubiera incidentes como,un niño pisa una plasta de vaca o se tropieza y cae en un charco etc etc.

marisol dijo...

ja ja el que es de ciudad es de ciudad
no hay que empeñarse en ir al monte cuando en la vida se ha ido
Tu vete de playa y ya veras que bien te organizas

beltraneja mutabe dijo...

Sin comentarios.........

Carlos A. dijo...

jajajajajajajajajaja

Sofía dijo...

Suerte que por lo menos llegas enseguida al monte, si a eso le añades atascazo en la carretera de La coruña, se te quitan las ganas de vestirte de monte...

Isabel dijo...

Pues a nosotros nos gusta mucho el monte y todo lo que le rodea... ya sabes somos muy naturistas (y naturales)